puesta a tierra profesional

ALCANCE, APLICACIÓN Y COMENTARIOS

A partir de finales del mes de abril de 2015 comenzó a regir en todo el país este nuevo formato de protocolo de puesta a tierra denominado “Protocolo para la medición del valor de la puesta a tierra y verificación de continuidad de las masas eléctricas”.

El objetivo buscado principalmente es sintetizar en un único formato de protocolo los diversos controles y mediciones que deben realizarse en una instalación eléctrica cuando se quiere documentar la instalación de puesta a tierra de un determinado predio.

Entre otras cosas este nuevo esquema de protocolo solicita completar datos tales como que tipo de puesta a tierra está siendo inspeccionada (PAT de Neutro, PAT de Seguridad, PAT de Protección, PAT de Pararrayos, etc. ) su valor medido en ohm y la continuidad o no del conductor de protección empleado en la referida instalación.

También por primera vez se solicita completar el Régimen de Neutro en el que opera la instalación (TT,TN-S,IT) y el tipo de protección empleada y su eficacia operativa para garantizar la seguridad de las personas frente a un contacto del tipo indirecto dependiendo del esquema empleado.

Las ventajas que encontramos en la obligatoriedad de utilización de este protocolo en los predios ya sean comerciales, industriales, etc. radica en que a partir de ahora las certificaciones de puesta a tierra con esta nueva resolución SRT 900/15 tenderán a plasmar con más realismo y detalle el estado actual de las instalaciones de puesta a tierra y llegar con el transcurso del tiempo a estandarizar las mismas  haciendo que las verificaciones, inspecciones y mediciones de puesta a tierra se transformen en un verdadero servicio de puesta a tierra profesional realizado por técnicos especializados en seguidad eléctrica industrial y provistos del equipamiento de medición adecuado para este fin.

En Tecnoground mediciones entendemos que esta nueva resolución es un paso más en la estandarización de las mediciones eléctricas que deben realizarse para garantizar la seguridad de las personas en el ambiente laboral y esperamos que con el transcurso del tiempo se pueda seguir avanzando en el camino de la normalización y certificación de instalaciones eléctricas industriales.